Vino y yoga

Vino y yoga

Curiosidades

El negocio del turismo relacionado con la enología ha estado siempre muy presente en nuestro país. Sin embargo la combinación con el yoga no existía hasta la actualidad pese a que la oferta de actividades en las bodegas siempre ha sido muy amplia y hemos podido elegir entre un amplio abanico de posibilidades para poder descubrir los secretos de los caldos que inundan las diferentes regiones de España.YogaVino03

Renovarse o morir

Pese a que las actividades tradicionales siguen teniendo éxito, las propuestas a ofrecer tienen que estar a la orden de las tendencias que se demandan en el día a día. Por esta misma razón surgió la idea de fusionar dos tradiciones milenarias en una experiencia en contacto con los cuatro elementos de la antigüedad: fuego, aire, agua y tierra.

Si bien es verdad que el Yoga tiene su origen en India y es una disciplina milenaria, en los últimos anos la cifra de yogis ha superado los 21 millones de personas en EE.UU siendo en España una práctica en crecimiento desde hace dos anos atrás. El número de participantes crece de manera continúa, llegando a ser accesible hasta en gimnasios y estudios especializados.

Yoga y vino

La idea de mezclar estas antiguas disciplinas resulta más atractivo que curioso. La actividad que han impulsado varias bodegas españolas trata de hacer partícipe a los alumnos en el proceso de elaboración del vino a través del yoga. La práctica se desarrolla en las salas de producción del vino, con el fin de potenciar las sensaciones de la clase-de-yoga-monastrellexperiencia.

En algunas bodegas de California, los instructores de yoga junto con reconocidos summillers que también practican esta disciplina. El día a día de la experiencia gira en torno a posturas y meditaciones; por la mañana se termina brindando con una copa de vino espumoso orgánico de la bodega y se hace un recorrido por las viñas. Durante la tarde se continúa con la práctica de yoga y se concluye el día con una cata de maridaje.

Muchas son las bodegas que actualmente se están dando cuenta de esta demanda en el sector y han creado la fusión »No sólo vino, no sólo yoga» en la que hace partícipes del proceso de elaboración del vino a los alumnos a través del yoga. Este se lleva a cabo en los espacios donde es producido el caldo para conectar de una manera más profunda.

¿No creéis que es una experiencia fantástica par encontrar la paz interior con la combinación de dos disciplinas que llenan el alma?

 

Imágenes: www.haroldplanet.com

DEJANOS UN COMENTARIO

Tu e-mail no será publicado. Los campos con asterisco son obligatorios.

2015 J. García Carrión S.S. Todos los derechos reservados